El Continuum

En la clase de física del instituto, hice un trabajo sobre la teoría de la relatividad. No elegí el tema. Fue una distribución aleatoria de temas, y tuve la suerte de que me tocara la teoría de la relatividad. Hice la investigación, mecanografié las palabras y escribí frases y párrafos, y preparé e hice una presentación. ¿Entendí algo de la teoría de la relatividad? No. No lo entendí entonces. Tal vez lo entiendo ahora., pero por mi propia cuenta.

Después de nuestras presentaciones frente a la clase, el profesor hizo una serie de preguntas a cada alumno. Así que leí lo que había preparado para mi informe, y me hizo la pregunta nº 1, que no recuerdo en absoluto. Pronuncié algunas palabras, porque era consciente de que las palabras eran necesarias en tales circunstancias. Pero sabía, y él lo sabía, que no tenía casi ninguna comprensión real del tema. Terminé de hablar y lo miré, y él me miró con algo parecido a una mirada perdida. Dijo: “De acuerdo”, y hubo una pausa, y pasó a la siguiente presentación.

Se llama piedad.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s